Berkeley aprueba colaboración secreta entre agencias policiales y de inteligencia

Protesta#2Opositores dicen que estos acuerdos secretos suprimen la privacidad a los ciudadanos. El Escudo Urbano y otros programas de capacitación y equipos podrían ser descritos como la guerra urbana. Los berkelianos solo saben lo mínimo de cómo su ciudad participa. Las leyes de la ciudad afirman que el Consejo está obligado a recibir los acuerdos por escrito. Pero ellos no los tienen, y continúan aprobando estos acuerdos secretos. Por Fernando A. Torres. La Opinión de la Bahía. Dic, 17, 2015.

Berkeley aprueba colaboración secreta entre agencias policiales

El Concejo Municipal de Berkeley aprobó el martes pasado, por mayoría 7-2, todos los acuerdos de colaboración para el intercambio de información entre las agencias policiales y de inteligencia en todos los niveles, incluyendo dos de los más polémicos: la Iniciativa de Seguridad para el Área Urbana, conocida también como ‘Urban Shield’ (Escudo Urbano), y el Centro de Inteligencia Regional del Norte de California (NCRIC, por sus siglas in ingles).

Estos programas secretos de coordinación y entrenamiento reúnen a agencias de inteligencia, policiales y empresas privadas para el intercambio de información de inteligencia sobre posibles amenazas, incluyendo informes de actividades sospechosas, sin utilizar una orden judicial.

El “esfuerzo de algunos de nosotros en el Consejo de suspender nuestra participación en Escudo Urbano por un año, fue rechazado”, dijo el Concejal Jesse Arreguín. Otra moción para obtener mayor información sobre la participación del Departamento de Policía de Berkeley (BPD), en el programa también fue rechazada. Arreguín dijo que falta saber sobre “el número de oficiales del BPD que participan, sus costos … los tipos de armas, equipos y entrenamientos”.

Arreguín votó en favor de todos los acuerdos, y dijo que fue una decisión difícil.

“Aunque me sentía que no deberíamos estar participando en el Escudo Urbano porque militariza de una manera histérica nuestra policía, hemos visto algunos de los propios participantes en Escudo Urbano responder con fuerza excesiva, como por ejemplo durante las protestas (Black Lives Matter)  en diciembre de 2014″, aseveró el concejal. “Sin embargo, el resto de estos acuerdos son buenos y deben ser aprobados porque ayudan a nuestra ciudad a responder a la delincuencia de manera eficaz y puede ayudar a proteger la seguridad pública. Así que no podía votar en contra de todos los demás acuerdos, aunque dos de ellos eran problemáticos”.

Más de una docena de residentes de la ciudad esperaron largas horas para hablar frente al Concejo. Una de ellas fue Cynthia Morris, quien dijo que ahora la policía de la ciudad participará en la recopilación de datos.

“Hay cantidades y cantidades de datos (incluyendo) placas de matrícula, registros de comunicaciones personales, los movimientos de las personas sin motivos problemáticos, sin ordenes judiciales”, dijo Morris. “Todo es parte de esta gran red que está disponible para su uso … estamos siendo espiados por si acaso y toda esta información está a disposición de todos estos organismos”.

Ann Jenkin dijo oponerse a la entrega de información al FBI. “Hace años atrás mandé a pedir la información que el FBI tenía sobre mi”, dijo. El documento “tenía más de once pulgadas de grosor y página tras página decía cosas que eran incorrectas, hablaba de una reunión y ponían la fecha y el lugar equivocados y a veces decían que era en un país equivocado. Los llamo a no tratar con el FBI porque no tienen idea de lo que la democracia implica o lo que la verdad implica o qué creemos en términos de libertades civiles. Fue chocante para mí”, dijo Jenkin.

Dicho informe data de cuando “tenía 16 años de edad y describía cosas que no tiene nada que ver con actividades subversivas, a menos que ser anticapitalista es subversivo. El FBI no sabe cuál es la verdad porque no saben lo que es constitucional, y no saben lo que es inconstitucional y eso es muy grave”, dijo Jenkin.

Estos acuerdos han sido criticados repetidamente por organizaciones locales. En una reciente declaración, el Comité de Defensa de los Derechos Civiles y la Fundación para la Defensa de la Disidencia manifestaron que el propio Comité Senatorial sobre Inteligencia en Washington, reconoció en un informe evaluativo que instancias como el NCRIC son conocidas por la producción de inteligencia que muchas veces “es de mala calidad, rara vez oportuna, y que a veces pone en peligro las protecciones individuales emanadas de los Derechos Civiles y de Ley de Privacidad.”

La declaración agrega que el Escudo Urbano y otros programas de capacitación y equipos “podrían ser mejor descritos como la guerra urbana. Pero los berkelianos solo saben lo mínimo, los contornos más elementales de cómo su ciudad participa. Las leyes de la ciudad de Berkeley afirman que el Consejo está obligado a recibir los acuerdos por escrito (pero) ellos no los tienen, y continúan aprobando estos acuerdos secretos”.

Entre otros temas

Asimismo, la reunión del martes pasado fue larga para los concejales quienes tuvieron dos reuniones y unos 60 asuntos en la agenda. Los temas incluyeron: un nuevo programa de intercambio de bicicletas de la ciudad, un plan de pavimentación de cinco años, salarios dignos, una propuesta para agregar servicios a las personas sin hogar, una resolución de la Comisión de Paz y Justicia para poner fin a la guerra de drones, y la evaluación de la conducta policial en las protestas del año pasado, tema el cual fue nuevamente postergado para el próximo 26 de enero. ##

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: