Aunque todo lo dicho no sea cierto, todo lo cierto no está dicho.

While not all that is said is true, not all that is truth is told.

Falleció José Montoya; el vato de atolle

JoseMariaFeña

Falleció José Montoya; el vato de atolle. Septiembre 26, 2013. Por Fernando Andrés Torres. LatinOPen.

Hoy a las 4:50pm falleció en Sacramento Jose Ernesto Montoya, quizás el artista y líder de opinión mas importantes que ha tenido el pueblo Chicano en los Estados Unidos. Montoya fue el fundador del Royal Chicano Air Force (RCAF), un colectivo de artistas que tradujo la vida y la cultura Chicana a las artes. Reconocido internacionalmente por su abultada producción artística en casi todas las ramas del arte, Montoya fué un duro árbol de frutas creativas en cuya sombra se cobijaron las esperanzas de un pueblo originario que le abrió las puertas a todos nosotros, los indoamericanos, latinos del mundo.

Tuve la suerte y la felicidad de conocerlo e invitarlo varias veces al Centro Cultural La Peña en Berkeley. Allí disfrute de su caló, de su música al frente del grupo Casindio, de sus dibujos, sus historias, sus pinturas y sobre todo sus extraordinarios poemas. Era un hombre sencillo, solidario y humilde como cualquier indio de estas tierras. Pero también era un prolífico profundo y firme en la defensa de la vida.

Pero también tuve la oportunidad de decirle lo importante que era su trabajo, lo importante que era su arte y lo fundamental que era para nosotros los latinos de otras latitudes la lucha del pueblo chicano. José me escuchaba atentamente mientras sacaba de su chuspa de lana que le colgaba de sus hombros – como un maya, azteca o aymara – uno de sus libros de poemas. La experiencia de lucha y los triunfos del pueblo chicano abrieron las puertas a nosotros, a nuestros hijos. La historia de los chicanos es la historia de los latinos y es gracias a ellos que hoy disfrutamos de algunos de los mas importantes frutos.

Como lo puso uno de sus hijos, Richard: “His final 3 breaths were like books – each so long and of final effort – the first book was of courage – the second book of dignity – the third of humility – 3 books to teach us – a life time in split seconds and precious frames… Then the light in Sacra changed… the clouds and he was off atop… El es Dios”.

Y como él lo dijo en uno de sus mas celebrados poemas, El Louie: “The end was a cruel hoax. But his life had been remarkable! Vato de atolle”, el José Montoya!

###

JoseMontoya

El Louie  (Por José Montoya)

 Hoy enterraron al Louie

And San Pedro o sanpinche are in for it. And those times of the forties

and the early fifties

lost un vato de atolle.

Kind of slim and drawn, there toward the end, aging fast from too much booze y la vida dura. But class to the end.

En Sanjo you’d see him sporting a dark topcoat playing in his fantasy

the role of Bogart, Cagney or Raft.

Era de Fowler el vato, carnal del Candi y el Ponchi – Los Rodriguez – The Westside Knew ’em and Selma, even Gilroy.

48 Fleetline, two-tone – buenas garras and always rucas – como la Mary y la Helen . . . siempre con liras bien afinadas cantando La Palma, la que andaba en el florero.

Louie hit on the idea in those days for tailor-made drapes, unique idea – porque Fowler no era nada como Los o’l E.P.T. Fresno’s westside was a close as

we ever got to the big time,

But we had Louie and the Palomar, el boogie, los mambos y cuatro suspiros del alma

y nunca faltaba the familiar gut-shrinking love – splitting, ass-hole-up tight – bad news

Trucha, esos! Va ‘ber pedo!

Abusau, ese!

Get Louie

No llores, Carmen, we can handle ’em.

Ese, ‘on tal Jimmy? Hórale, Louie Where’s Primo?

Va ‘ber Catos en el parking lot away from the jura.

Hórale!

Trais filero? Simón!

Nel!

Chale, ese! Oooooh, este vato!

And Louie would come through – melodramatic music, like in the mono – tan tan tarán – Cruz

Diablo, El Charro Negro! Bogard smile (his smile as deadly as

his vaisas!) He dug roles, man, and names – like blackie, little Louie . . .

Ese Louie . . .

Chale, call me “Diamonds”, man! Y en Korea fue soldado de

levita con huevos and all the paradoxes del soldado raso – heroism and the stockade!

And on leave, jump boots shainadas and ribbons, cocky from the war, strutting to

early mass on Sunday morning.

Wow, is that el Louie

Mire comadre, ahí va el hijo de Lola!

Afterward he and fat Richard would hock their bronze starts for pisto en el Jardin Canales y en el Trocadero.

At barber college he came out with honors. Después empeñaba su velardo de la peluca pa’ jugar pócar serrada and lo ball en Sanjo y Alvizo.

And “Legs Louie Diamond” hit on some lean times…

Hoy enterraron al Louie.

Y en Fowler at Nesei’s

pool parlor los baby chooks

se acuerdan de Louie, el carnal del Candi y el Ponchi – la vez que to fileriaron en el Casa Dome y cuando se catió con La Chiva.

Hoy enterraron al Louie.

His death was an insult porque no murió en acción – no lo mataron los vatos,

ni los gooks en Korea.

He died alone in a rented room – perhaps like in a

Bogart movie.

The end was a cruel hoax. But his life had been remarkable!

Vato de atolle, el Louie Rodriguez.

###

José Montoya leyendo El Louie.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on September 26, 2013 by in ARTe and CULTURa, Mexico, Music a, Poesia / Poetry, US and tagged , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

%d bloggers like this: