Programa de Espionaje de Obama no Tiene Precedente

George W. Obama

Orden judicial secreta revela espionaje masivo a millones de ciudadanos estadounidenses.  El espionaje interno de llamadas telefónicas y de comunicaciones electrónica comenzó bajo la presidencia Bush. Esta nueva orden deja de manifiesto la continuación de esta práctica por parte de Obama pero ya de una forma sorprendentemente masiva. Por Fernando Andrés Torres. LatinOpen.

Según una orden judicial secreta dada a conocer por el informativo ingles The Guardian, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, siglas en inglés) ordenó a la compañía de telecomunicaciones Verizon entregar los datos y registros telefónicos de las llamadas locales e internacionales de sus millones de clientes.

La orden firmada por el juez Roger Vinson, especifica la entrega de información sobre todos los antecedentes de las llamadas pagadas y llamadas gratuitas, como el número de origen y de destino, la duración de cada llamada, números de tarjetas de llamadas telefónicas, identificadores troncales, número de identidad internacional del abonado móvil e información sobre dirección y ruta de la comunicación.

La orden que ha sido catalogada como un sorprendente y masivo espionaje interno nunca antes visto – ni siquiera bajo el régimen Bush – ordena que la compañía “continúe produciendo (la entrega de información) de forma continua y diaria hasta lo que dure la orden”.

El secreto Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, siglas en inglés) formado después de los ataques del once de septiembre, 2001, entregó la orden el 25 de abril y dura hasta el 19 de julio. La orden le da poder ilimitado al gobierno para obtener todo tipo de datos.

Aun se desconoce si esta es la única orden o si es parte de una serie emitida de forma trimestral. Tampoco queda claro si Verizon es la única compañía de telecomunicaciones que recibió la orden aunque informes anteriores han revelado que la NSA ha recopilado registros celulares de todas las redes móviles.

El espionaje interno de llamadas telefónicas y de comunicaciones electrónica comenzó bajo la presidencia Bush. Esta nueva orden deja de manifiesto la continuación de esta práctica por parte de Obama pero ya de una forma sorprendentemente masiva. El documento revela que por primera vez bajo la presidencia Obama – y de manera indiscriminada y masiva – se están recogiendo los registros de comunicación de millones de ciudadanos de Estados Unidos – sin importar si son o no sospechosos de algún delito.

En lugar de referirse a “comunicación”, la información requerida por el gobierno es llamada “metadatos”, o “información transaccional”, una artimaña que el gobierno usa para quedar exento de requerir órdenes judiciales individuales de acceso. A pesar de que la orden no incluye ni el contenido de los mensajes o la información personal del suscriptor de cualquier número celular particular, su colección permite a la NSA construir retrospectiva y fácilmente una imagen completa de cualquier individuo y su contacto, cómo y cuándo, y de que se trata el contacto.

Esta nueva situación demuestra que el objetivo inicial de la NSA de espionaje internacional se ha transformado en la recolección masiva de inteligencia sobre los propios estadounidenses. Se conoce la identidad de cada persona que se comunica electrónicamente, cuánto tiempo se hablaba, y su ubicación en el momento de la comunicación. Según los críticos este masivo programa sin precedente alguno, permiten al gobierno espiar indiscriminadamente e invadir la privacidad de ciudadanos.

Thomas Drake fue un alto ejecutivo en la Agencia Nacional de Seguridad de los EEUU. Entrevistado por el Institute for Public Accuracy Drake dijo: “He estado gritando hacia las oscuras y profundas sombras del estado de vigilancia desde octubre de 2001 y luego a través de la prensa a partir de 2006 sobre esta amenaza orwelliana … Ahora tenemos una orden para obtener todos los registros de llamadas de millones y millones de suscriptores de Verizon sin causa probable, sólo porque el gobierno los quiere”.

Drake se refería a George Orwell autor de la profética novela 1984 escrita en 1994 y en la cual relata un país en guerra perpetua con un sistema político bajo el control de una élite privilegiada y sumido a la vigilancia de un gobierno omnipotente que controla la opinión pública a través de la desinformación, el espionaje y el engaño oficial.

Drake también dijo que el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera debería cambiarse de nombre y simplemente llamarse “La Corte de Vigilancia”.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: